sábado, 16 de mayo de 2015

Noche de terror (P1)

Once y media de la noche, 31 de octubre, cinco amigos veinteañeros, en una carretera secundaria camino de la capital, a ambos lados de esta, el oscuro y frío campo, móviles sin cobertura, un coche sin gasolina.
-Tío, vamos a buscar algún hostal o simplemente a caminar.
-No quiero dejar a mi pobre coche aquí tirado -sollozaba Juan.
-Por su culpa estamos perdidos en medio de la nada -aseguró James mientras Juan seguía abrazando el coche rojo descapotable.
-No estamos en medio de la nada, hay árboles alrededor -dijo Alié.


Minutos después.........
-Pobre coche -lloraba Juan.
Los cinco chicos caminaban por el andén de la carretera en la oscuridad de la noche. El frío empezaba a arreciar y las nubes en el cielo no eran muy esperanzadoras. Fran a la cabeza, seguido de Juan lloriqueando, Alfrez después y, cerrando el grupo, James y Alié a quienes el frío no les importaba mucho pues juntos lo estaban venciendo. Desde los árboles del pequeño bosque que ahora atravesaban en busca de algún lugar medianamente agradable donde pasar la noche les llegó el sonido del cántico de un búho. 
-¿Qué haces? -preguntó Fran
-Cuando un búho canta a la medianoche es que alguien va a morir -dijo Alfrez tras mirarse el reloj.
Fran suspiró y apresuró la marcha, no creía en ninguna de las supersticiones de Alfrez pero la situación no estaba como para dejar pasar una advertencia tan aterradora. Un escalofrío le recorrió toda la espalda hasta llegar al cuello, se le pusieron los pelos de punta, todos sus sentidos se agudizaron y la adrenalina comenzó a fluir por la sangre. El sonido de unas enormes tijeras cortando el aire y la piel dejó a todos paralizados, sumándole el grito agudo de su compañera, la palidez cubrió los rostros de los chicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario, una ilusión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...