viernes, 24 de julio de 2015

El dragón del tiempo

Alba, una chica cuyos padres son unos famosos profesores de mitología, le pide a sus padres poder pasar las vacaciones de verano en un campamento para escapar de los duendes, dragones y minotauros de los que hablan a todas horas. Pero ella no sabe que en ese campamento el tiempo y el espacio no son los correctos.

Alba ha llegado al campamento con la alegría de pasar unas vacaciones fuera del mundo tecnológico y sobre todo alejada de las historias de sus padres. O eso creía hasta que vio una vasta estatua que le hizo maldecir los cielos.

Resignada, Alba fue a deshacer su equipaje. 
Vio en el lago una forma de escape ya que no podía contar con sus compañeras de cabaña pero, desgraciadamente, fue a parar junto al santuario del dragón y absorbida por la multitud tendría que escuchar las historias de las que quería huir. 

``Ogadrak un dragón que todos los años envolvía en llamas estos bosques en su lucha contra un traidor a su tribu. Este reclutaba todos los años una muchacha de este campamento para la batalla, la última fue la directora del lugar Doña Amelia´´
Una batalla que traspasa las fronteras del tiempo está por comenzar.

Capítulo 4 
En el bosque esperaba encontrar la tranquilidad que deseaba. El sonido de los pájaros, el olor de la hierba, el rugido de un dragón,... Espera, ¿el rugido de un dragón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario, una ilusión.